Galletas de sarraceno

thumb_IMG_0351_1024Una de las cosas que más me gusta de la cocina, es descubrir ingredientes, cada vez que voy  de compras, meto al carrito un ingrediente que jamás he usado, después investigo qué puedo hacer con él, y como si fuera un laboratorio preparo todo lo que se me ocurre,  hasta que le encuentro un lugar en mis recetas. Esta vez un primo que también sufre de la misma fascinación por los ingredientes no comunes en nuestras cocinas, pero que no cuenta con el mismo tiempo que tengo yo para buscar la receta ideal, me regaló una bolsa de trigo sarraceno, el cual yo había descubierto hace no muy poco, cuando investigaba  acerca del  Ramen, resulta que muchas veces se utilizan fideos soba que son hechos de trigo sarraceno, y los cuales por coincidencia había comprado para probar en un mercado de pescados donde venden muchos productos Asiáticos.

Como una cadena de coincidencias, investigando, me di cuenta que en realidad el sarraceno no es un cereal, aunque tiene un comportamiento parecido, y tiene muchos beneficios para la salud como:

  • Tiene todos los aminoácidos esenciales
  • Su alta cantidad de fibra ayuda a saciar el apetito y a regular el funcionamiento del intestino, así como la expulsión de grasas que se pueden encontrar en éste.
  • Contiene rutina, la cual contribuye a la buena circulación, se dice que tiene efectos antiinflamatorios  y antiplaquetarios. Aportando así a la mejora en enfermedades relacionadas con la circulación de la sangre.
  • Es una buena fuente de omega 3 y 6 , los cuales aportan a mantener en buen estado la sembradas cardiacas y las estructuras neuronales.
  • Al tener alto contenido de almidones, aporta a mantener bajo el indice de azúcar en la sangre.

Y bueno entre muchos otros beneficios que puede tener este ingrediente, se nos ocurrió hacer unas ricas galletas que pudiéramos comer con dulce o con sal. Y para los que aun no han visto en el mercado esta harina, se que en Bogotá la pueden conseguir en Gastronomy Market  .

thumb_IMG_0372_1024

La receta:

Así las preparo yo:

170 gas o 1 taza y 1/4 de harina de trigo sarraceno

4 das de aceite de oliva extra virgen, yo uso siempre prensado en frío y ojalá pasado por una sola prensa

200 ml de agua

3 das de ajonjolí

3 das de semillas de girasol

5 das de zanahoria rayada, previamente escurrida (rayas la zanahoria, meterla en una toallita limpia, y escurrir para sacar la humedad)

Sal marina

Paso a paso:

En un bowl ponen la harina y la sal, hacen un hueco y van agregando el agua poco a poco mientras mezclan.

Una vez tienen una pasta consistente (no masa, no crean que queda como el pan o las galletas, esta es pegajosa), le agregar los demás ingredientes en orden y mezclando.

Prueben la sal, yo les puse en la harina antes de ponerle el agua y luego un poco más para quitarle el amargo del sabor al sarraceno, sin que me quedaran saladas.

Extiendes esa mezcla en un tapete de silicona, muy bien, que seque una capa delgada, pues el éxito de estas galletas es que queden crocantes y delgaditas. A mi me quedaron algunas gruesas y no fue buena idea, se ablandas muy rápido si no quedan delgadas.

Sive con mantequilla de maní o con algunas mermelada sin azúcar, yo también me las como con yogurt griego y fresas.

 

thumb_IMG_0335_1024

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s